domingo, 10 de febrero de 2008

La cabra: El PP está colapsado de gilipollas.

Nunca me ha gustado el PP, aquellas que me conocéis lo sabéis bien. Pero lo que está ocurriendo ultimamente en esta campaña llena de insultos hacia todos aquellos que no somos hombres, heterosexuales, blancos, católicos, españoles y de clase media está sacando lo peor que hay en mi.

Las declaraciones del "gelipollas" de Pizarro en la Ser la otra mañana: "le regalaría a Zapatero la voz de su mujer". Parece que Sonsoles no acudió a no se que coño de cena oficial porque tenía que cantar en el coro donde TRABAJA. Menos mal que en seguida le respondieron que, para su información, las voces de las mujeres ni se venden ni se compran y que ya les había salido el ramalazo machista.


Pero lo peor ha sido el puto Arias Cañete y sus declaraciones sobre la sanidad colapsada (porque las ecuatorianas han descubierto que se pueden hacer una mamografía en cinco minutos) y su desagrado porque desde que los camareros son de fuera, ya no sirven el cortado como antes. "Señor" Cañete, las ecuatorianas, las españolas, las senegalesas y cualquier mujer tiene todo el derecho del mundo a no morirse de un cancer ¿o quizá para el PP la vida de una ecuatoriana vale menos que la de su mujer, su madre o su hija, que son unas santas)? Nada dice el pájaro Cañete sobre la falta de recursos de la sanidad pública y las preferencias en dotar de estos a la privada. Si no le ponen el cortado como al señorito le gusta, quizás sea porque cae mal a todos los camareros y camareras (seguro que más de uno le va a aderezar con un gñapo el cortadito de esta mañana)

Al Cañete le metía yo los huevos en la máquina de hacer mamografías y apretabaaaaaaa a ver si se le aflautaba la voz y podía cantar con el coro de la parroquia.

El PP es un partido de gentuza que ya no engaña a nadie, son vergonzosos e indignantes ¡¡¡deberían ilegalizarles!!!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con las ideas de tu blog! Ánimo, seguiré pasandome por aquí maás a menudo.

La cabra dijo...

Gracias. Estás en tu casa.